Foco estratégico:

Smart Cities

Para el año 2050 se prevee que el 60% de la población mundial vivirá en grandes ciudades.

 

Cuando proyectamos una ciudad inteligente, nos enfrentamos a una serie de retos de gestión y organización que resultan en el planteamiento de una estrategia que ayude a las administraciones a organizar la ciudad y en la recomendación de modelos de negocio públicos-privados.

 

En este sentido, nuestra visión es integral, pues considera que la ciudad inteligente tiene tres ejes: Dotar a los habitantes de las tecnologías necesarias para hacerlos partícipes del día a día y del desarrollo de la ciudad; hacer “inteligentes” la movilidad, el inmobiliario y el mobiliario, mediante el uso de sensores, sistemas de medición y reducción del consumo o sistemas de geolocalización; y crear los nodos necesarios para poder conectar múltiples dispositivos electrónicos a una red.

 

Los elementos clave de esta visión son compartir información, decisiones y responsabilidad entre los diferentes subsistemas de la ciudad, gestionar los retos de manera transversal, atendiendo a las particularidades de cada uno de ellos y buscar sinergias operativas entre los distintos servicios y procesos de la ciudad mediante modelos de innovación abierta y con foco en 4 ejes: Movilidad urbana, Energía, Cultura y Turismo, Shopping